jueves, 26 de mayo de 2011

Utopia y realidad

Juntas los pedazos
que componen mi silueta,
y yo pienso que, tal vez,
nada queda igual,
vas dejando huellas
insolubles en el tiempo
y que duelen en el alma
cuando ya no estás...
Veo las llamaradas
que reducen a cenizas
mi pasado, ya perdido,
sin tus ojos y tus manos.
Creo que me pierdo
recontando tus lunares,
recorriendo tu columna,
deslizándome en tu piel...
Siembro mil deseos
y germinan esperanzas,
tu cuerpo es la utopía
donde se hacen realidad.

1 comentario:

  1. Siembra mil deseos que te germinen mil esperanzas..
    Un beso azul

    ResponderEliminar